QUE "GLORIA" NO TAPE EL BOSQUE
Diario El Campesino - Resistencia
1 imagen [Click para ampliar]
La crisis que se ahonda. La negligencia del gobierno bonaerense y la muerte de dos docentes. El caso de los cuadernos Gloria. El impacto político. La necesidad de investigar. El debido proceso te lo debo. Forum shopping, abuso de la preventiva. La proscripción bajo la manga, el mal ejemplo de Brasil.

En ocasiones, hasta los hechos parecen conjurarse. Una crónica amplia de la semana que hoy termina podría haber sido guionada para Netflix. Organizar los sucesos, jerarquizarlos, se torna imperativo porque la coalición oficialista trata de suprimir o eclipsar los más importantes.

La consabida metáfora del árbol y el bosque se aplica a sucedidos sociales y no a realidades naturales. Es una imagen, por eso cuando se hace periodismo o se escribe historia es premioso precisar qué se considera árbol y qué bosque.

Lo central (el bosque), piensa este cronista entre tantos, es la profundización cotidiana de la crisis económico-social. Se ahondará porque el programa económico del presidente Mauricio Macri y el Fondo Monetario Internacional (FMI) tienen como objetivos y como herramientas el ajuste fiscal, el achicamiento del gasto público, la recesión, la baja del consumo, el aumento de tarifas, combustibles y transportes.

Las flamantes cifras de disminución de la actividad industrial (cuyo precedente más cercano es la hecatombe de 2001-2002) “fijan” en números algo patente. Una que sabemos todos… Lo vivencian millones de argentinos, sin necesidad de verlo por tevé. El empobrecimiento impacta desde las clases medias hacia abajo, se ensaña más con los desocupados y los informales.

Macri “reconoce” que la inflación llegará al 30 por ciento anual. A buen entendedor, conociendo la narrativa oficial: superará esa marca.

Y vamos por menos.

- - -

Dolores y daños del ajuste: El Gobierno retracta por 30 días corridos la reducción de las Asignaciones familiares para pobladores de zonas desfavorecidas. Responde, tibiamente, a las protestas de gobernadores y legisladores radicales o del peronismo dócil. Se ignora qué hará después. Su protocolo habitual, implantado por la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley para pensiones no contributivas, es reinstalar la eliminación haciendo excepciones. O sea, mantener la disminución de ingresos para decenas o cientos de miles de damnificados, camuflando la quita masiva detrás de otros que conservan su derecho. Puesto como digresión: el retroceso táctico del Gobierno desnuda cuanta ha sido la pasividad del radicalismo o el peronismo “racional”, qué poco usaron su fuerza relativa durante dos años y medio.

De todas maneras, la corrección a las asignaciones es una ovejita negra perdida en el rebaño del recorte. El presupuesto 2019 prevé reducciones de sueldos, despidos en sector público, quitas en planes alimentarios, restricciones a entrega de medicamentos gratis, más aumentos de energía.

El frío, la falta de nutrición correcta, el costo estratosférico de los remedios, autorizan a avizorar porvenires muy posibles, acaso inexorables. La experiencia enseña: basta con mirar hacia atrás, a los 90 o al 2001. En aquel entonces, vaticinio de nuestro porvenir inminente, resurgieron enfermedades que habían desaparecido del mapa sanitario argentino. Dolencias de la miseria campearán por doquier. como lo serán las bronquiolitis, los problemas digestivos por comer poco o mal o casi solamente infusiones. Las personas que no alcancen a comprar remedios aumentan su exposición. El frío y el costo prohibitivo del gas o la electricidad para calefaccionarse jugarán en yunta.

El sufrimiento social también enferma o baja las defensas, azuza la anomia, daña la convivencia familiar, la autoestima de los humildes desposeídos. Evocamos lo que sucedió apenas ayer. No exageramos, ni fantaseamos ni nos solazamos, indicamos lo evidente.

- - -

Negligencias letales: Bajemos la generalización a tierra, a un hecho luctuoso. La muerte de dos docentes en una escuela de Moreno es consecuencia de decisiones o desidias gubernamentales y no del azar.

El macrismo, no conforme con desvalorizarlos salarios de los educadores, desactivó el Fondo de Incentivo Docente y el fondo compensador para mejorar sueldos en las provincias más desfavorecidas. Llevó a cero o cuasi cero los gastos de infraestructura y el Programa Conectar Igualdad.

Los edificios se deterioran o degradan, la falta de mantenimiento multiplica sus carencias y los riesgos que generan. Los docentes Sandra Calamano y Rubén Rodríguez murieron jóvenes, laburando abnegadamente, como causa de un escape de gas del que se había alertado en varias ocasiones a las autoridades educativas de la provincia de Buenos Aires. Contradecían con sacrificio y vocación la leyenda negra que achaca a los docentes abusar de las licencias, laburar pocas horas al día, a desgano.

La explosión de un escape de gas desatendido un desenlace altamente probable y no un avatar inesperado. Contribuyeron decisivamente la negligencia extrema, la falta de cumplimiento de deberes de funcionarios públicos que escalan hasta la gobernadora María Eugenia Vidal.

Queda fuera de discusión la enorme responsabilidad política. Tendrán que pesquisarse las penales, que exigen pruebas más estrictas y personalizadas que la política.

Este columnista jamás reclamará las condenas anticipadas. Ni escribirá contra la presunción de inocencia o en favor de las condenas mediáticas exprés. La “doctrina Irurzun” constituye una práctica inaceptable, una condena anticipada. Nadie tendría que ser sometido a ella, ni la diputada radical chaqueña Aída Ayala, ni el intendente de Paraná Sergio Varisco (que tienen procesos avanzados en su contra) ni funcionario bonaerense alguno.

Los derechos humanos, de eso se trata, rigen para cualquier ciudadano, sin distinción de banderías políticas. Que un standard básico se viole a tambor batiente para combatir a los opositores (eximiendo a cualquier oficialista) trasunta autoritarismo del Poder Judicial y de los Ejecutivos que actúan en yunta. Y degradación del sistema democrático, más en general.

- - -

Un escándalo para compensar: El expediente por presunta corrupción que tiene como punto de partida los dichos del remisero Oscar Centeno y su supuesta colección de cuadernos favorece al macrismo: planta árboles para alejar las miradas del bosque.

No lo conseguirá plenamente porque la crisis entra en los hogares, en los lugares de trabajo, en el cuerpo de los argentinos. Pero sí distraerá de a ratos y golpea al kirchnerismo. La magnitud del impacto se dilucidará corriendo los meses. Pega fuerte desde el inicio.

El caso es ideal para armar escándalo: en estas cuestiones un relato creíble “garpa” más que uno verídico, sobre todo si la denuncia se da por probada “sobre tablas”. Se equipara a una condena.

Los hechos son funcionales al objetivo macrista. Inteligibles para cualquier profano a diferencia de los curros financieros como la evasión o los Panamá Papers, con su parafernalia de fideicomisos, apoderados, empresas off shore, sociedades interpuestas, paraísos fiscales. La historia de un chofer trasladando valijas, cuyo contenido monetario se conoce por el peso tal vez no resista un escrutinio serio pero es ideal para una tertulia de café.

Situaciones como ésta fuerzan a insertar obviedades, necesarias sin embargo. Una acusación masiva a ex funcionarios y empresarios configura un caso grave. Debe investigarse, acusarse, condenarse con severidad llegado el caso. Acotación ajena al contexto dominante: siempre que se cumplan los pasos del debido proceso. En este pleito, te los debo. Hablemos por un rato solo de tribunales no del Ágora mediática donde las condenas anteceden a las pruebas. Ya regresaremos allá.

En primer lugar, el consabido “Forum shopping”. En vez del legal sorteo del juzgado se repite la costumbre del juez federal Claudio Bonadio de adueñarse de la causa. Hasta hoy, se ignoran sus posibles pretextos porque razón no tiene. Tal vez, cuando lo recusen con causa o exijan sorteo como corresponde, aduzca “conexividad subjetiva”: el magistrado acumula muchos procesos contra varias personas citadas a indagatoria. Abusa de la redundancia: acumula pleitos por animosidad. La mala praxis no deroga (no debería derogar) las normas sobre asignación de expedientes.

Sumemos otro aspecto extraño, en base a lo poco que se conoce oficialmente. Sin dispensar la menor empatía a Centeno, este cronista no entiende por qué se lo detuvo, cuáles son los fundamentos penales para apresarlo, acusarlo. Nadie dijo que formó parte de las operaciones ilegales, que participó en su urdimbre. No está probado que cobró por ellas. Se habría limitado a trasladar a otros, por razones de trabajo. Sin delito cometido, su detención y los cargos en su contra serían un abuso, válido para “armar” el expediente y forzar su testimonio. Para que haya “arrepentido” (delator premiado) debe haber cargos, condenas, espadas de Damocles, amenazas.

Los arrestos nocturnos, la prisión preventiva prematura, construyen la tercera vulneración de la ley, en orden caprichoso de enunciación. La finalidad, que formadores de opinión anticipan y celebran, es “quebrar” la voluntad de los detenidos, inducirlos a denunciar. La diferencia con los apremios ilegales, si existiera, radicaría en la intensidad mas no en la esencia.

Las confesiones arrancadas con rebusques ilegales pasarán a ser las principales pruebas de cargo desplazando a las sospechosas fotocopias que imposibilitan peritar si el “diario del chofer” se redactó día a día durante años.

Pero en la narrativa hegemónica una denuncia equivale a un procesamiento, éste a una condena firme. El caso “roba cámara” a los indicadores que denuncian la catástrofe. “Si no hay pan, que haya circo” escribe un periodista de La Nación, citando a un alto funcionario macrista. Así es.

Es tiempo de show en el Senado y en los medios. A rodear a Vidal, acosada por los aportes truchos y la muerte evitable de dos personas en ocasión de trabajo. “De eso no se habla”, la consigna de la hora.

El escenario económico permanece intacto, abrumador, decadente. En el político se enchastra al kirchnerismo y se especula con una suerte de empate entre el desprestigio de Macri por la gestión y el de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner por “la corrupción”.

Centeno trasladó maná a la Casa Rosada. Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli amplían la ración en un momento a medida de las necesidades del oficialismo, lo que impide creeren coincidencias o falta de coordinación en el conglomerado político-corporativo-judicial Cambiemos.

- - -

Gloria y (mal) olor: La catástrofe económica no será revertida durante el mandato de Macri, al contrario. La carrera electoral se enloda, justo cuando Cambiemos cae en picada. Le viene como anillo al dedo resucitar la posibilidad de proscribir una virtual candidatura de Cristina.

El ejemplo brasileño alecciona alumbrando la perspectiva de degradación de la competencia política. Si se privara de libertad a la candidata opositora con mejor intención de voto, la regla electoral devendría farsesca.

En cuestión de horas, los Robocops policiales retomaron la costumbre de reprimir en la nocturnidad, tras un acto masivo y pacífico reclamando que los tribunales federales investiguen la muerte violenta de Santiago Maldonado.

Una extraña patrulla perdida, diz que anarquista, intimida durante el estreno de la película de Tristán Bauer, en el ND Ateneo.

Un grupo coordinado atacó la web de Abuelas de Plaza de Mayo cuando se difunde la recuperación de identidad de Marcos, el nieto 128.

Cada quien dirá si prima la casualidad permanente. O qué tipifica como bosque y qué como árbol.

La tapa del viernes de Clarín privilegiaba los cuadernos y reservaba una foto mínima, tipo carnet, de la docente muerta a consecuencia de la desidia oficial. La Nación se ahorraba hasta esa “concesión”, cero alusión en la portada. La muerte violenta de dos trabajadores no les interesa.

El martes próximo la marcha a San Cayetano expresará la convocatoria y la combatividad de las organizaciones sociales. El miércoles, una muchedumbre exigirá que la interrupción voluntaria del embarazo sea ley (ver nota aparte). La sociedad civil sigue adelante, resiste y combate.

La masa de necesitados y víctimas del ajuste se acrecienta en toda la Argentina, más allá de la zona liberada en Comodoro Py.

Por Mario Wainfeld

mwainfeld@pagina12.com.ar


HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.