MIS VACAS FUERON MAS LISTAS QUE ESOS CIENTÍFICOS
Diario El Campesino - Resistencia
1 imagen [Click para ampliar]
Gran parte de la humanidad, en especial la que puebla el tercer o cuarto mundo, consume alimentos envenenados. La industria tiene tanto poder que hace engullir a los pueblos los resultados de sus manipulaciones genética que tiene por objeto multiplicar sus utilidades, a expensas de la salud de los seres humanos.

El libro de Jeffrey M. Smith titulado "Semillas peligrosas - Las mentiras de la industria y de los gobiernos sobre lo que comemos" hace foco en las investigaciones del científico Úngaro Arpad Putszai, y que le valieron la censura y persecución de gobiernos, Universidades y organizaciones aplastados todos por las multinacionales del negocio de los Organismos Genéticamente Modificados.

Sus conclusiones contundentes luego de meticulosas investigaciones con un equipo de científicos fueron refutadas por informes superficiales encargados con el solo objeto de invalidarlas, pero sin el menor rigor científico y plagadas de falsedades.
El título de esta nota, "La sabiduría de las vacas" tiene que ver con las expresiones de productores estadounidenses producidas en el año 1998 .
En esa ocasión, Howard Vlieger comentó que sembró en su granja de Maurice, Iowa, maís natural junto a una variedad Bt modificada genéticamente. Con curiosidad de saber como iban a reaccionar sus vacas con el maíz Bt productor de pesticida, llenó un lado de su comedero, de cinco metros de longitud, con el maíz Bt, y el otro con maíz natural. Por lo general las vacas se comían todo el maíz que hubiera y no dejaban sobras. Sin embargo, cuando veinticinco de ellas se acercaron al comedero, todas se congregaron en la sección del maíz natural. Al acabárselo, mordisquearon un poco del maíz Bt pero cambiaron de opinión de inmediato y se alejaron.
Un par de años más tarde, Vlieger entró en una habitación repleta de granjeros, en Ames, Iowa, para oír al candidato presidencial Al Gore. Preocupado por la aceptación incuestionable de los alimentos GM que demostraba Al Gore, Vlieger le pidió que apoyase un proyecto de ley hacía poco presentado en el congreso en el que se estipulaba el etiquetado de los alimentos GM. Gore contestó que los científicos decían que no existían diferencias entre los alimentos GM y los no GM. Vlieger repuso que no estaba de acuerdo y describió la ocasión en que sus vacas se negaron a comer maíz GM. Añadió "mis vacas fueron más listas que esos científicos". La sala se colmó de aplausos. Gore quiso saber si otros productores habían notado respuestas semejantes en sus animales. Se levantaron entre doce y quince manos.
"Si un campo tiene maíz GM y no GM el ganado come siempre primero el natural" (Gale Kush, Nebraska)
"Un vecino había plantado maíz Pionner Bt. Cuando el ganado pasaba por allí, no se lo comía" (Gary Smith, Montana)
"Aunque mis vacas prefieren el maíz de polinización abierta, frente a las variedades híbridas, prefieren cualquiera de estos tipos de maíz que probar la planta Bt." (Tim Eisembeis, Dakota del Sur).
Según un artículo publicado en 1999 por Acres USA, el ganado saltaba vallas y cruzaba campos de maíz Roundup Ready para llegar hasta la variedad no GM. Las vacas no tocaban el maíz GM.
En Argentina, y en el Chaco ofrecemos nuestra tierra, nuestro ambiente y la salud de nuestro pueblo para que multipliquen las ganancias de las multinacionales dueñas de los paquetes tecnológicos.
Ha llegado la hora de reaccionar. Y es la Agricultura Familiar el camino para la producción de aliementos sanos. Para ello, y sin plantear ninguna guerra con la prducción industrial, lo que se debe hacer es dotar a los Pequeños Productores de la infraestructura, logística y asesoramiento, necesarios para potenciar su producción y darle la rentabilidad necesaria mediante la transformación en orígen y bajo el paraguas del asociativismo.
Es posible, pero para ello hay que evitar este criminal desmantelamiento de organismos como el INTA, Senasa, Secretaría de Agricultura Familiar que lleva adelante el gobierno nacional y que va exactamente en sentido contrario a lo que necesitamos. Productores y consumidores debemos unir nuestra voz y movilizar todas nuestras fuerzas para evitar se concrete el persistente envenenamiento colectivo por parte del poder concentrado.

HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.