MANIPULACION POLÍTICA, PATOTA JUDICIAL, DEVIENE DEMOCRACIA RESIDUAL
Diario El Campesino - Resistencia
1 imagen [Click para ampliar]
El Jefe de Gabinete Marcos Peña afirmó que "Macri no vino a manipular la Justicia", como si nadie recordara el intento de designar dos Jueces de la Corte por decreto. Como si nadie recordara que el presidente afirmó "... los miembros de la Justicia Federal deben saber que, cuidado, porque los argentinos queremos conocer la verdad, entonces más vale que ellos nos representen. Porque si no, vamos a buscar otros jueces que nos representen..."

Entonces, cuando Marcos Peña dice: "Macri no vino a manipular la Justicia", debe leerse, "Macri vino a manipular la Justicia", claramente. Solo que por instrucciones de Duran Barba, a "la gente" hay que decirle lo que quiere escuchar, y repetirlo insistentemente con los medios de comunicación hasta instalarlo como una verdad.

El antecedente más cercano de un Poder Judicial tan degradado se remonta a la dictadura. Allí se constituyó en el brazo legitimador de los atropellos más atroces que se puedan imaginar.

Después de la dictadura, jamás hubo tantos presos sin condena como hoy. Jamás hubo tantas muertes impunes a manos del estado como los casos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, sin que se investigue a las fuerzas de seguridad.

Es que este poder judicial parece ciego y con memoria de lo remoto. Es el sector del poder judicial que estuvo siempre con la mirada atenta a las necesidades del poder real, que no es el político, sino el que expresa a las corporaciones empresarias y a los medios concentrados de comunicación.

Con la llegada de esas corporaciones al mando del estado por medio del gobierno, hoy, los mismos jueces que hasta hace dos años no veían nada, súbitamente recuperaron vista y memoria y retrocedieron una década en sus archivos para activar causas o iniciar otras.

Algunos dicen "¡Como cambió el Poder Judicial!". Error. No cambió nada. Son los mismos jueces. Bonadío es el mismo de la servilleta de Corach; el mismo apartado de la causa AMIA por encubridor; el mismo denunciado por Nisman por amenaza de muerte; el mismo que sobrevive a cincuenta denuncias en el Consejo de la Magistratura y a cinco causas penales.

Por todo eso, es sin lugar a dudas el juez ideal para quienes están dispuestos a avanzar sobre las instituciones republicanas subvirtiendo la división de poderes con el objetivo de sostener políticas de concentración de la renta y precarización de las mayorías para lograrlo.

Hoy, aquella pata civil de la dictadura, que convirtió a las fuerzas armadas y al poder judicial en una banda, volvió. La inexistencia, por el momento, de una resistencia firme como la de los 70, hace que con el poder judicial y los medios desinformativos de comunicación, sean suficientes como para imponer a voluntad sus designios.

Cristina Fernandez es el objetivo central, no por Cristina Fernandez, sino porque simboliza gobierno popular, redistribución de la renta, independencia económica, soberanía política, justicia social.

Esto es ni más ni menos, calidad de vida para las mayorías. Esa calidad de vida que este gobierno descalifica diciendo "...le hicieron creer al empleado medio que con su sueldo podía comprarse celulares, plasmas, auto y viajar al exterior..."

Y llegaron para terminar con eso. Pero para ello, necesitan violencia. Necesitan demostrar que nada ni nadie se opondrá a su modelo de país para la oligarquía y las corporaciones.

Necesitan jueces sin escrúpulos que se prostituyan y violen la Constitución y las leyes.

Y ese camino lleva a un callejón sin salida que es una mayor violencia cuando el pueblo harto reaccione y decida decir basta, a costo quizás de muchas vidas.


HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.