¿QUE ES DE LA VIDA DE LOS SUELOS EN CHACO?
Ing.Agr. María Angélica Kees, para DiarioElCampesino.com - Resistencia
1 imagen [Click para ampliar]
El suelo es un organismo vivo, que nace, se desarrolla y puede morir si no recibe los cuidados necesarios. En una cucharada de suelo vivo hay más organismos que seres humanos en todo el Planeta Tierra (FAO 2015). Nacimiento y desarrollo de los suelos que existen en la Provincia del Chaco, tienen que ver con la erosión de las zonas montañosas circundantes a lo largo de millones de años. Así fue como esas altura aportaron sedimentos, que se acumularon en la gigantes “palangana” que es el Gran Chaco Americano, constituyéndose en la base de la formación de nuestros actuales suelos.

Esa gran palangana estuvo llena de agua de mar, que se fue evaporando y dejando sus marcas; una de ellas es la presencia de sales en casi todas las zonas. Detalle no menor a la hora de definir los usos productivos que se les dará.

En un volumen de suelo se halla arena, limo y arcilla en aproximadamente un 45 % de ese volumen, un 5% de materia orgánica y 50 % de: nada… son los poros.

Ese espacio entre los grumos que forma la materia orgánica es fundamental para que circulen agua y aire… y para que esos poros existan el suelo debe tener materia orgánica.

Así es en la Naturaleza y así es en la chacra… aunque no siempre lo detectamos… hasta que el suelo agonizante muestra los síntomas de su deterioro.

No es simple modificar los porcentajes de arena, limo o arcilla en un suelo, de modo que en los procesos productivos lo que necesitamos y debemos cuidar, mantener e incrementar, es la materia orgánica.

Ahora bien, los suelos en Chaco nacieron y se criaron bajo la protección de la vegetación: montes nativos, pastizales y otros.

Para el año 2004 ya sabíamos que 21% de la superficie provincial está afectada por erosión hídrica (Ledesma, L.L.).

Aquí aparecen las reglas de oro para cuidar los suelos en Chaco: hay que lograr que estén protegidos del impacto directo del sol y de las gotas de lluvia y hay que mantener la materia orgánica.

Para producir un centímetro de suelo vivo se necesitan aproximadamente mil años. (FAO 2015. Año internacional del cuidado de los suelos).

Cómo se logra producir cuidando estas reglas?

Para iniciar es importante recordar que estamos obligados a cuidarlos por la Ley N° 3.035 donde queda expresamente indicado que es de interés público el Mantenimiento y Restauración de la Capacidad Productiva de los Suelos en la Provincia del Chaco.

También se puede recurrir a experiencias medidas y evaluadas, recordando algunos datos técnicos que permiten conocer el impacto de las prácticas y medidas que se utilizan en la producción rural.

Si aplicamos prácticas que permitan incrementar la materia orgánica, en realidad estaremos logrando:

1% de materia orgánica en el suelo significa:

11.500 kg/ha de carbono en los primeros 20 cm

1.100 kg/ha de nitrógeno

110 kg/ha de fósforo

90 kg/ha de azufre

Tabla N° 1. Materia orgánica en el suelo. Aportes al suelo.

Cómo se puede lograr?

Si asumimos que la Naturaleza ha construido sistemas complejos, estables y que además de bienes nos brinda una serie de servicios ambientales… será importante asumir que es una excelente maestra y que hay que observarla…

Entonces: cómo pasamos de sistemas altamente simplificados como el de Foto N° 1 a la Foto N° 2 MANTENIENDO LA PRODUCCIÓN DE RENTA?

Foto N° 1. Suelo desnudo, erosión, compactación, encostramiento. Pérdida de fertilidad y de estructura. Tomado de “Técnicas de manejo y conservación de suelos y aguas para pequeños productores de la Provincia del Chaco”. 2004

Foto N° 2. Suelo bajo cobertura de monte nativo. Alto contenido de materia orgánica, buena estructura. Alta fertilidad. Protección contra elementos climáticos. Tomado de “Técnicas de manejo y conservación de suelos y aguas para pequeños productores de la Provincia del Chaco”. 2004

Como para pensar, propongo analizar la técnica de cultivos asociados. Puntualizando entre las múltiples opciones veamos para Otoño-Invierno, el Maíz + Caupí.

O sea gramínea asociada con leguminosa, con lo que se logra cobertura, aporte de materia seca lo que permite a la micro vida del suelo generar materia orgánica, aumento de infiltración del agua de lluvia (la única agua que le sirve a los cultivos es la logra infiltrarse en el suelo… lo demás: escurre), disminución de la escorrentía, ayuda al control de malezas, aumenta la biodiversidad predial y en chacra. Además se logra todo esto produciendo dos cultivos en lugar de uno! En el mismo lugar, al mismo tiempo y con el aporte de Nitrógeno al suelo lo que permite mejor rendimiento de la gramínea: en este caso el Maíz se ve beneficiado.

En la Foto N° 3 podemos observar el desarrollo del follaje de ambos cultivos.

Foto N° 3: Cultivo asociado Maíz con Caupí. Grupo Las 300. Colonia Aborigen Chaco. Tomado de “Técnicas de manejo y conservación de suelos y aguas para pequeños productores de la Provincia del Chaco”. 2004

Tabla N° 2: Valores analíticos de suelos en técnicas de cultivos asociados (maíz con caupí), monocultivo y monte nativo. Tomado de “Técnicas de manejo y conservación de suelos y aguas para pequeños productores de la Provincia del Chaco”. 2004

Colonia Aborigen Chaco

Técnica

%

Materia Orgánica

Fósforo ppm

% Humedad

Densidad aparente

% Porosidad

Grupo Las 300.

Monte nativo. Testigo

9,09

88,2

21,8

0,67

74

Algodón s/algodón. Técnica convencional

2,93

25,7

11,8

1,26

52

Maíz c/caupí. Técnica agroecológica

4,13

24,2

15,5

1,11

58

Si observamos en la Tabla N°2, los valores de materia orgánica entre la técnica convencional y la técnica agroecológica, se nota un incremento de aproximadamente 1% de materia orgánica, con todas las ventajas que ello implica (Ver Tabla N° 1).

Por su parte, si tenemos en cuenta que:

1 % de porosidad en el suelo, en los primeros 20 cm, significa 10.000 lts/ha de espacio vacío, potencial almacén de agua de lluvia y/o espacios para penetración de raíces y circulación de aire,

Con la técnica de asociación de estos cultivos se pudo medir un aumento de la porosidad del 6%, comparando con la técnica convencional, es decir que incrementamos en 60.000 litros los espacios vacíos (agua, aire, penetración de raíces facilitada!).

Es decir que se recuperan parámetros de calidad de suelo, se continúa produciendo y se logran incrementos en esa producción. Con la ventaja de que las malezas no tienen – prácticamente- chances de invadir; se conserva la humedad y el suelo queda en óptimas condiciones de recibir la siguiente etapa de cultivos: húmedo y mullido como para pensar en siembra directa sin uso de herbicidas, agro tóxicos ni fertilizantes químicos. Cuánto se ahorra en labranzas, combustibles, horas de trabajo?... para pensarlo…

Hay más para contar… pero me parece que para muestra basta un botón.

Ing. Agr. María Angélica Kees, para El Campesino.

Bibliografía de Base: Documentos de FAO; del Ing. Lino Luis Ledesma y de “Técnicas de manejo y conservación de suelos y aguas para pequeños productores de la Provincia del Chaco”. 2004. Olivares, R. y Kees, M. A. Dirección de Suelos y Agua Rural. Ministerio de la Producción de la Provincia del Chaco.


HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.