DURMITOR, UN PEDAZO DE HISTORIA
Diario El Campesino - Resistencia
1 imagen [Click para ampliar]
En 1917 llegaron los primeros yugoslavos provenientes de Montenegro y se establecieron en unas "pampitas" que ubicaron, guiados al explorador saenzpeñense Alfredo Martinet, a quien el gobierno encargó encontrarles a los "gringos" un lugar donde pudieran establecerse con el objeto de radicarse, producir y así iniciar la nueva vida que vinieron a buscar a este otro lado del mundo.

Ese lugar, a mas o menos 40 kilómetros al sur de Saenz Peña, 20 kilómetros de Campo Largo y la misma distancia aproximada de Corzuela, se fue nutriendo con más inmigrantes y también algunos criollos que llegaban al comenzar a poblarse el lugar. Con el paso del tiempo y como un homenaje a aquellos primeros pobladores inmigrantes, la colonia se fue identificando como La Montenegrina.

Siete fueron los primeros en llegar: Marcos Capitanich, Pedro Capitanich, Lázaro Cosanovich, Mitar Muchunovich, Mitar Milovich, Pedro Milovich y Daniel Svorcan.

Allá en la lejana Yugoslavia quedaron parientes y amigos, pero siempre pendientes de las noticias que les llegaran de "América". En su patria las guerras habían hecho estragos. Acababa la primera guerra mundial que trajo todo tipo de padecimientos, entre ellos un hambre atroz y muerte. Los que aqui llegaron encontraron paz, comida abundante y especialmente una inmensidad de tierra que contrastaba con la que escaseaba en las montañas de Montenegro. Y eso transmitieron a sus amigos y parientes.

Esa fue la razón que motivó a otros, que comenzaron a llegar en número importante tanto desde Montenegro como de otras repúblicas de Yugoslavia y también de países como Bulgaria, Polonia y Checoslovaquia, formándose así una colonia muy importante.

La unión y confraternidad fueron características salientes en las relaciones entre los pobladores. A medida que llegaban nuevas familias, eran acogidas por quienes ya estaban establecidos, y guiadas por éstos en los trámites ante el gobierno por tierra y algunas herramientas y semillas para comenzar.

Cavaron a punta de pala pozos para obtener agua. Construyeron sus primeras viviendas con palo a pique y enchorizado de paja y barro. Con el correr del tiempo las fueron reemplazando por las construidas con ladrillos. Todo lo hacían en estrecha colaboración entre unos con otros, y se daban tiempo para reuniones y celebraciones religiosas y familiares.

Ese espíritu sociable y la inclinación por algunas actividades artísticas como la música, el baile y el teatro fueron generando la idea de levantar un edificio para poder desarrollar esas inquietudes y darse un espacio común.

Como además una de las preocupaciones de todos era la educación de sus hijos y la seguridad de la colonia, decidieron que ese edificio sería ofrecido para que el gobierno pudiera crear la escuela que necesitaban, y que se construiría también un local para el destacamento policial.

Así es que el 15 de setiembre del año 1927 se reúnen en la casa de don Mitar Milovich y forman una comisión provisoria para comenzar a darle forma a la idea, proyectar, y convocar a una asamblea constitutiva,

Esta asamblea se realiza el 2 de octubre de 1928 en el domicilio de Marcos Capitanich. Son 44 personas dando nacimiento a la Asociación Yugoslava de Beneficiencia Durmitor.

Inmediatamente se abocaron al inicio del proyecto y construcción el local aportando los socios dinero en distintas oportunidades para cubrir los gastos que demandaba la edificación.

En el mes de enero del año 1930 ya se había reunido el dinero necesario para la edificación, la que fue responsabilidad de la empresa Niben y Bressan, al considerarse su proyecto y costo como el más conveniente, la que inició la construcción. Al mismo tiempo Seguían los trámites para la asignación de la escuela, la compra del mobiliario para la misma, para el salón social y para el destacamento policial.

La unión indestructible y el tesón que caracterizaba a estos rudos pobladores hizo que el éxito coronara el enorme esfuerzo de todo tipo que entregaron en pos de este logro que ha sido catalogado como un coloso no solo para aquellos tiempos, sino también hoy.

El día dos de octubre de 1931 se realiza la primera reunión en el nuevo local. Pide la palabra don Mitar Milovich solicitando a la Asamblea "un voto de aplauso para todos los asociados que, de una u otra forma han contribuido para levantar el magnífico edificio social con todas las comodidades del caso. A la vez recordó que el tercer aniversario de la Asociación la sorprende a esta, con su local propio, demostrando que entre los yugoslavos existe el espíritu de unión y de solidaridad" Las palabras de este socio fueron saludadas con una sostenida salva de aplausos.

A la escuela creada por el estado, le correspondió el número 180 y funcionó en las instalaciones de la Asociación Yugoslava Durmitor durante veinte años, hasta que 1950, el gobierno levantara a pocos metros, un también imponente edificio en la que sigue funcionando bajo el nombre de "Colono Montenegrino" como homenaje y agradecimiento a aquellos pioneros.

EVENTOS SOCIALES Y CULTURALES

El Club Durmitor se constituyó en el ámbito habitual de todo tipo de eventos sociales y culturales de la colonia y la región. Se lo conoció a nivel provincial, nacional e internacional, ya que pasaron por sus instalaciones autoridades provinciales y nacionales, como también cónsules de diversas colectividades y embajadores de Yugoslavia.

En sus instalaciones se celebraron reuniones familiares como cumpleaños, casamientos, oficios religiosos y también de esparcimiento, como festivales, obras de teatro y bailes.

Entre los grupos teatrales se destacó el formado por un grupo de inmigrantes y sus hijos como el que se ilustra con la foto que agregamos, y que representó la obra titulada "Balkanska Carica" (Reina de los Balcanes) entre otras.

TIEMPOS DE CRISIS

Pero pasaron los años, y con su paso trajeron la desaparición física de los pioneros, crisis económicas, emigración de muchas familias hacia los pueblos y ciudades, y el coloso aquel fue perdiendo brillo y sufriendo los embates de la naturaleza.

Ya no era el centro de reuniones ni eventos simplemente porque no los había. Y la falta de uso, sumada a hechos de vandalismo fueron marcando un derrotero de decaímiento material de las valiosas instalaciones.

En algún momento, y como siempre ocurre, un grupo compuesto por algunos fundadores y descendientes, allá por el año 1973 se reúnen en el domicilio de Máximo Capitanich en Saenz Peña con el objeto de elaborar un proyecto a fin de ser presentado ante las autoridades provinciales. Participaron entre otros, Miguel Popovich, los doctores Miguel Capitanich y Anastacio Kapetinich, Norma Cosanovich y el director de la Escuela 180 el docente Miroslav Derka.

En dicha reunión se resuelve proponer al gobierno provincial la cesión de una parte de las instalaciones del Club Durmitor al Ministerio de Salud de la provincia a efectos de la instalación de un Hospital de Campaña. Previamente se había hecho un relevamiento determinándose que se había incrementado el número de familias viviendo tanto en el pequeño poblado como en las chacras de los colonos, ademas de encontrarse operando la desmotadora de algodón La Belgo Argentina con un número considerable de obreros.

Luego de muchos meses de gestiones ante diputados y funcionarios y cuando parecía que el Ministerio estaba interesado en la propuesta, en uno de los tantos viajes a Resistencia de algunos integrantes del grupo, llegó la peor de las noticias: el ministro anunciaba que por disposición del gobernador se desistía de la idea por el momento. Y fue definitivo.

Luego de unos años y con motivo de cumplirse 80 años de la llegada de los primeros pobladores montenegrinos, en el año 1997 se retoman gestiones, en esta ocasión ante la Municipalidad de Campo Largo como cabecera del Departamento en el que se encuentra enclavado el Coloso.

Se volvió a hacer un relevamiento y un proyecto de refacción con la colaboración inestimable de dos arquitectos vinculados a la historia del Club: Pamela Paiva de Capitanich, y Juan Alejandro Roganovich de Resistencia. Se presentó el proyecto pero la debacle económico social de la argentina de los años 1999, 2000 volvió a derrumbar los sueños de recuperación

LA LUCHA, TESÓN Y AMOR DAN SUS FRUTOS

Pasados unos pocos años, en el año 2004, y siendo senador de la nación por nuestra provincia el Cr.Jorge Milton Capitanich, nieto de dos de los fundadores, don Jorge Capitanich, y don Mateo Popovich, se interesa en la cuestión y propone al Senado Nacional el proyecto de Ley 0467-S-04 a fin de declarar Monumento Histórico Nacional las instalaciones de las Sociedad Yugoslava Durmitor de La Montenegrina. Solicitando asimismo en varias oportunidades la asignación de recursos para restauración y mantenimiento de edificios declarados como patrimonios nacionales o provinciales.

Poco más tarde y siguiendo con las gestiones ante el municipio de Campo Largo, el intendente del momento doctor Juan Carlos Fariello dicta el 23 de febrero de 2005 la Resolución N° 146/2005 declarando de Interés Cultural el Edificio de la Sociedad Yugoslava Durmitor.

Manteniendo siempre en alto en ánimo y el objetivo, los descendientes de aquellos pioneros no cejaron en su lucha. Es así que el 28 de marzo de 2007 se logra que la Cámara de Diputados de la Provincia sancione la Ley N° 5872 que declara Patrimonio Cultural y Natural de la Provincia del Chaco al edificio de la Sociedad Yugoslava Durmitor. Proyecto presentado por los diputados Oscar Dudik , hijo de la colonia, y Luis Verdún, docente de Campo Largo.

En el año 2008 se formaliza una nueva Comisión de la Asociación para darle impulso a la recuperación y restauración del edificio. Las mismas se llevan a cabo ante el gobernador de la provincia Cr. Jorge Milton Capitanich.

Posteriormente y habiendo asumido como intendente del Municipio de Campo Largo, el señor Mateo Daniel Capitanich también nieto de los socios fundadores don Jorge Capitanich, y don Mateo Popovich se retoman las gestiones ante el mismo.

Estas gestiones ante el municipio y la provincia dan sus frutos cuando en el mes de marzo de 2013 la Fundación Chaco Solidario del Gobierno provincial destina los recursos necesarios para la ejecución de la obra. La que se inicia en forma inmediata.

FINAL FELIZ QUE COMPROMETE TRABAJO HACIA ADELANTE

En pocos meses, con una ejecución impecable, la obra está concluida y se reinaugura el dos de octubre de 2013 con una gran concurrencia de público y la presencia del Gobernador Jorge Milton Capitanich y del Intendente de Campo Largo Mateo Daniel Capitanich.

A 100 AÑOS DE LA LLEGADA DE LOS PIONEROS

Felizmente la celebración de este acontecimiento encuentra a la colonia con su magnífico edificio plenamente vigente y con un importante impulso que trae una mayor participación de descendientes.

Sin lugar a dudas estamos frente a un escenario esperanzador en términos del uso social que pueda tener el coloso recuperado, puesto de pie.

La celebración de los 100 años de la llegada de los primeros siete montenegrinos, es también un acontecimiento muy importante tanto por la masiva concurrencia como por el aporte de elementos y fotografías que permitieron la reconstrucción también de la historia de la colonia.

A ello se suma la presentación de un libro escrito por las hijas de pioneros del Durmitor, Milka Popovich y Marta Capitanich, titulado "De las raíces a las alas". La alegría de las autoras no fue completa ante la ausencia física de la entrañable Norma Cosanovich, coautora junto a ellas de otro libro, titulado "Durmitor". Aunque en todo momento sobrevoló el éxito de este emprendimiento ese espíritu tesonero y sacrificado de Norma que legó en sus hijos la misma sangre emprendedora.

Una fiesta memorable que quedará en la historia como el corolario de largas luchas por la preservación del patrimonio, tanto cultural como material legado por los antepasados.

Las imágenes son elocuentes y expresivas de que los descendientes respetan sin fisuras aquella premisa de unidad y concordia que dejaron los creadores, y que dice "Samo Sloga Slavene Spasava" (Solo la unión salva a los Eslavos)


HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.