PARADISE PAPERS Y MACRI A EEUU POR INVERSIONES
Diario El Campesino - Resistencia
1 imagen [Click para ampliar]
Cuando ponía el pie en el avión el presidente llegaba la noticia de una nueva investigación de cuentas en paraísos fiscales que involucra a personalidades del empresariado a nivel global, artistas, políticos, y hasta a la realeza británica. ¿Cómo nos afecta? Aparece, nada menos que el Ministro de Finanzas del gobierno de Macri, Luis Caputo.

Uno más que se suma a la larga lista de funcionarios de este gobierno involucrados en lo que son maniobras de elusión y evasión de impuestos, y lavado de dinero.

Resulta paradógico que la campaña montada en la corrupción para estigmatizar políticos del gobierno anterior muestre una realidad que no la acompaña en este campo.

Un rápido raconto de los hasta ahora involucrados con cuentas en paraísos fiscales no muestra a Néstor Kirchener, Cristina Kirchner, Amado Boudou, Julio De Vido, Axel Kicillof, Aníbal Fernandez, Guillermo Moreno, Carlos Zaninni, Máximo Kirchner, ni ninguna otra figura del gobierno anterior.

A pesar de ello, se sigue insistiendo con el latiguillo "...se robaron todo..."

Pero sí aparecen el presidente Macri y su familia con más de cincuenta sociedades, Néstor Grindetti, Darío Lopérfido, Gustavo Arribas, Nicolás Caputo, Daniel Angelici, Jorge Macri y ahora Luis Caputo entre otros vinculados al gobierno neoliberal actual.

Esta realidad que tiene difusión global, debe impactar en el gobierno y empresarios de EEUU como una verdadera rareza. Ya que llegua un presidente para proponerles que inviertan en su país, mientras no cesa de ser titular, junto a todo su gabinete de noticias en todo el mundo por las sociedades offshore que indican que su dinero no está en el país, sino oculto en el exterior.

¿Se lo puede tomar en serio? ¿Se preguntarán como es que quiénes tienen sus dineros fuera de su país, se atreven a pedir a otros que lo lleven al suyo?, O simplemente se lo atiende por cuestiones de cortesía diplomática entendiendo que es una puesta en escena dirigida no a ellos, sino al pueblo argentino que ingenuamente cree que esta búsqueda de inversiones puede ser algo serio.

Quizás la posibilidad más cercana a la realidad en todo esto sea un intento de captación de socios extranjeros para las empresas de las corporaciones gobernantes en la estrategia de apropiación de nuestros recursos naturales. La embestida político mediática contra la comunidad mapuche y su estigmatización como terroristas puede ser preparatoria para una nueva campaña del desierto que libere territorio para la penetración extranjera asociada con las corporaciones gobernantes.

Sea como fuere lo que queda absolutamente claro es que estamos frente a un gobierno de empresarios inescrupulosos, tramposos, farsantes, que haciendo uso de prolijas y eficientes estrategias de markering se están llevando puesta la república. Con la complicidad y colaboración de parte de la oposición que por dirimir diferencias internas no trepida en colaborar con el enemigo.

Ya afirmó Diego Bossio que su bloque acompañará las reformas laborales e impositivas con las que el macrismo dará otra embestida de transferencia desde los trabajadores y jubilados hacia las patronales empresarias. Y también concentrará aún más la renta hacia el puerto haciendo que las economías regionales sean cotos periféricos de provisión de materias primas baratas.

¿Por qué lo hacen? Porque la realidad indica que el liderazgo opositor tiene como única referente con peso en todo el país a Cristina Kirchner. Y si ese liderazgo fuera acompañado por el resto del peronismo, estaría en condiciones de convocar a un gran frente nacional del campo popular para frenar el saqueo en curso, consolidando la figura de Cristina como futura presidenta en 2019, o antes, si los desatinos en la toma de medidas de este gobierno así lo imponen.

Son las viejas y mezquinas posiciones de algunos dirigentes traidores a la historia de lealtades del peronismo hacia el pueblo, con sueños de liderazgos que creen se logran en alianzas con el enemigo y en contra de los intereses populares, en lugar de dar los debates en el ámbito partidario y aportar a la construcción colectiva que será la que en definitiva dará a cada cuál su lugar en el momento oportuno.

Lo que no debemos perder de vista es que la sociedad puede ser engañada un tiempo, pero nunca eso se extenderá más allá de lo que el agotamiento de reservas de derechos ganados en tiempos de gobiernos del campo popular indique. Será entonces el tiempo que los leales, los que se mantienen firmes en sus principios y conviciones, sean llamados a la reconstrucción de la república. Ocurrió luego del 55 y del 76, y volverá a pasar cuando el tsunami neoliberal se retire. Mientras tanto la tarea es ardua: militancia y concientización para que la reconstrucción tenga sus cimientos en lo profundo del campo popular. La próxima república debe levantarse con y desde las bases, solo así será duradera y no estará expuesta a estos cíclicos ataques a la fé pública para destruirla.


HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.