¿POR QUE EL GOBIERNO CITA A LOS GOBERNADORES?
Diario El Campesino - Resistencia
1 imagen [Click para ampliar]
Con el importante respaldo popular a su gestión en la última elección legislativa el gobierno avanza en medidas económicas, laborales y financieras que traerán más ajuste sobre las economías de la mayoría del pueblo argentino pero en especial sobre trabajadores y pasivos. No son medidas amigables eso está fuera de discusión. Y esa es la razón por la que de un modo muy sutil quienes las toman buscan complicidades en los gobernadores, a fin de aliviar su propia carga.

Ahora bien. La pregunta del título tiene que ver con que una reunión con gobernadores no es el espacio para la discusión de políticas federales. Los gobernadores son administradores de los estados provinciales, no representantes del pueblo ante el gobierno nacional.

La discusión, y por tanto la convocatoria debiera ser al Congreso Nacional, pero hay una razón de mucho peso para que se haya optado por el otro camino.

Y esa razón es que los gobernadores son permeables a las presiones y extorsiones, dada la necesidad de recursos que maneja con mano férrea e impiadosa el macrismo. Por esa razón este atajo. Se cita a los gobernadores, se los amenaza y extorsiona para que éstos a su vez exijan a los legisladores nacionales de sus provincias a votar por éstas políticas de ajuste y saqueo y en contra de los derechos y calidad de vida de los trabajadores y pueblo en general.

Desde ya que sería largo un debate que justifique o condene esta actitud pasiva, sumisa y claudicante de los gobernadores. Ya se ve cómo les va a provincias desobedientes. Santa Cruz es el ejemplo público e inocultable y que el propio gobierno nacional quiere que quede claro.

A tal punto lo promociona que cuando en nuestra provincia del Chaco se reunieron los principales referentes del Frente Chaco Merece Más a fin de nominar los candidatos a diputados nacionales, y ante la expresión de Jorge Capitanich que estaba dispuesto a encabezar la lista, y que ésto lo habría hablado con la ex presidenta Cristina, el gobernador Peppo le respondió que desde la Casa Rosada habían advertido expresamente que si "Coqui" Capitanich encabezaba la lista, "... en dos meses seríamos Santa Cruz..." con lo que se dejaba en claro que no habría recursos ni para pagar salarios.

Colofón, la Casa Rosada vetó a Capitanich, se armó la lista que se armó y después de diez años ininterrumpidos de victorias, perdimos la elección. Convengamos que las corporaciones logran sus objetivos a como dé lugar porque están despojados de límites éticos e imponen reglas perversas con la mayor soltura.

Si del otro lado estamos nosotros escondiendo las extorsiones, haciendo buena letra con los funcionarios nacionales como se ha hecho tantas veces con Frigerio, con Macri y con Peña diciendo que se destacaba su predisposición al diálogo, cuando en realidad es obvio y evidente que nos estuvieron "conversando" todo este tiempo y terminaron, como lo afirma el ministro de economía Cr. Cristian Ocampo disminuyendo en seis mil millones el flujo de recursos a nuestra provincia, para nada estamos defendiendo en los hechos lo que afirmamos en los discursos.

Y así no tiene futuro, ni el peronismo ni el campo popular. Porque no somos opción de nada al identificarnos la sociedad como funcionales al oficialismo. Lo hemos dicho y lo repetimos: en tiempos de marketing en los que la política se coloca como una mercancía, el elector, entre el original y una copia, siempre se inclinará por el original. Si parecemos neoliberales, preferirá los auténticos, los originales. Ya en la campaña del 2015 ellos instalaron que Macri y Scioli eran lo mismo, y el elector se inclinó po Macri.

Necesitamos entonces una posición firme, fundada en el modelo de país al que el campo popular con el peronismo como eje siempre apostó. Ese que mira más hacia adentro que afuera. Ese que sea capaz de poner en el centro el éxito del hombre, del ser humano, por sobre el éxito de la renta. Ese que deje en claro sin lugar a ninguna duda que la república no es una empresa porque la república está integrada por un cuerpo social que exige calidad de vida del colectivo, no por accionistas que privilegian la renta individualista.

Necesitamos además superar este delirio de un sector propio que pretende eliminar caprichosamente de la escena a Cristina Kirchner, haciéndole el juego a las corporaciones que son conscientes que es el adversario a vencer. Delirio porque ninguno de los que quieren desde nuestro propio movimiento decretar la muerte política de la señora, cuenta con el diez por ciento de su aceptación popular, y solo abrigan locos sueños de vestirse con ropa ajena para ocupar su lugar creyendo que automáticamente habrá una transfusión de amor que el pueblo inyectará desde Cristina hacia ellos.

Y ojo, no es Cristina solo por Cristina como persona, es por lo que representa en lo que hasta hace poco estábamos todos de acuerdo: que los gobiernos de Néstor y Cristina han sido lo mejor que le pasó a la argentina desde el primer peronismo, lejos. Algunos se olvidaron y mutaron discursos sin pudor.


HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.