ALIMENTARSE ES UN ACTO POLÍTICO
 
1 imagen [Click para ampliar]
"La soberanía alimentaria es el DERECHO de los pueblos a definir sus propias políticas alimentarias que sean ecológica, social, económica y culturalmente apropiadas a sus circunstancias únicas."

I. Fundamentos.

Desde hace varios años numerosos sectores sociales (productores, docentes, consumidores, técnicos y profesionales y ámbitos universitarios) vienen batallando para instalar en la agenda pública la cuestión de la “Soberanía Alimentaria” y de la importancia estratégica que esto significa para la autonomía de la Nación y para la economía y la salud de nuestro pueblo. Todos los trabajos, con legítimos derechos en cada caso, buscaron fortalecer cada actor de esta compleja trama que significa el encadenamiento de eslabones que termina en la alimentación diaria de miles y miles de ciudadanos. Este monumental esfuerzo que se expresa en tratar de recuperar y fortalecer la agricultura familiar, en la defensa de los derechos de los consumidores, en intentar cadenas cortas y comercio justo, en decenas de asistencias técnicas individuales e investigaciones universitarias en terreno, significa una gigantesca siembra de conciencia diseminada en todo el país, pero que no puede cosecharse adecuadamente en organización popular ni en potencia transformadora de políticas públicas. Y todos sabemos, o al menos intuimos que esto ocurre porque existe un vacío de articulación orgánica de esta enorme energía social, productiva y política. Esta realidad histórica, agravada en estos meses por la implantación de un nuevo período de exclusión social y de concentración oligárquica, hacen necesario impulsar un gran movimiento social de alcance nacional, que construya puentes efectivos entre la agricultura familiar y los consumidores, y a la vez incida operativamente en cada territorio en las políticas que garanticen el derecho humano básico a alimentarse adecuada y saludablemente, buscando una progresiva reconversión de procesos productivos hacia modelos más sustentables.

II. Ejes estratégicos principales. Parece necesario y hasta vital consensuar unos pocos y efectivos acuerdos estratégicos para el corto y mediano plazo, y estamos convencidos que los siguientes son los de mayor aceptación, necesidad y comprensión masiva.

1. Abastecimiento local: Durante 40 años llevamos escuchando, diagnosticando y denunciando la perversa relación de la intermediación parasitaria que hunde al que produce y empobrece al que consume, apropiándose de la renta de ambos. Agravado por la dilapidación energética que implican las cadenas largas de comercialización. Tenemos que preguntarnos si los que si próximos 40 años seguiremos quedándonos solo en el diagnóstico del problema, o si nos proponemos agresivamente encarar el problema en toda su dimensión. Si no intentamos superar nuestra fragmentación seguiremos quedándonos en la descripción del problema, no tengamos ninguna duda. También no tengamos dudas que si no lo intentamos perdemos el derecho al pataleo. Nuestros abuelos podrían decirnos con toda la razón de la historia: “…si no arriesgan, no lloren…”. Un salto hacia la intervención sistemática en esta cuestión solo será posible si encauzamos el grueso de nuestras energías en un gran Movimiento Nacional que construya masa crítica tanto para generar las leyes necesarias, como para ponerle el cuerpo en cada territorio organizando los eslabones que hagan falta para asegurar un diversificado abastecimiento local.

2. Agregado de Valor en Origen:los proyectos y planes que transformen en todas sus etapas los insumos que real o potencialmente puede brindar un territorio, serán de absoluta prioridad para este Movimiento, buscando el fortalecimiento de las “cadenas de valor productivas”, por el doble impacto que significa la generación y multiplicación de empleo local, sino también por el sustancial aporte al genuino arraigo urbano/rural, y a los procesos de desarrollo descentralizado que supone las diversas etapas de una industrialización integral e integrada.

3. Fortalecimiento institucional: No habrá sólido encadenamiento, si los eslabones están debilitados. Global y localmente, el Movimiento apoyará y desplegará su máximo esfuerzo en organizar o fortalecer las organizaciones de pequeños productores, cooperativas de alimentos, red de comercios local, ferias y mercados populares, asociaciones de consumidores, asociaciones de técnicos, profesionales e investigadores, así como las estructuras del estado de cada zona del país que están interesadas o involucradas en la temática. Asimismo buscará la progresiva articulación sistémica de esta “cadena de valor institucional”, que permita periódicos avances cualitativos en las políticas públicas que impacten en la soberanía alimentaria.

¿Significa que este Movimiento no tomará otra agenda que no sea alguno de estos tres EJES?, No. Al contrario, la complejidad de la temática y la trama de intereses de los numerosos actores en juego, implicará el abordaje de una agenda cuali y cuantitativamente importante. El papel de estos tres ejes estratégicos seleccionados como plataforma inicial de construcción, es cumplir la función de “agenda motorizadora”, que tracciona y organiza detrás de ella, el conjunto de los proyectos, planes, acciones y tareas que impactarán en ellos. Entre la agenda traccionada obviamente se encuentran las cuestiones de Infraestructura rural (tierras, agua, energía y vivienda); diversificación productiva e infraestructura predial; recuperación de semillas y suelos; tecnología apropiada; asistencia técnica, capacitación continua, sistemas de acopio, transporte y “packaging”; industrialización local; servicios públicos rurales optimizados (salud, educación, transporte, seguridad, financiamiento y fondos rotatorios); sistemas de comercio justo, marcas colectivas, alfabetización alimentaria, alianzas orgánicas con consumidores, hábitat adecuado para agricultura urbana y periurbana, etc. Pero cada uno de estos puntos tiene su razón de ser en la medida que impacten en estos tres ejes “motorizantes”, los cuales a la vez nos permitirán tener indicadores para evaluar resultados.

III- Propuesta organizativa Inicial:

La propuesta organizativa para este Movimiento Nacional por la Soberanía Alimentaria (MoNaSAl) en los dos primeros años tendrá un diseño sencillo y operativo, que nos permita luego a partir del tercer año complejizar un poco más en todos los territorios en que se logre mayor desarrollo.

La propuesta organizativa inicial promoverá en todas las zonas posibles:

1- Una Comisión Promotora del Movimiento de funcionamiento horizontal y conformada preferentemente (aunque no exclusivamente) por voluntarios de organizaciones de pequeños productores, feriantes, asociación de consumidores, comerciantes locales y un técnico del sistema de ciencia y técnica de la zona. Internamente se distribuirán responsabilidades.

2- Un Equipo de prensa y comunicaciones que trabajará en las comunicaciones tanto internas como externas del Movimiento.

3- Unidad de Trabajo Territorial para la Soberanía Alimentaria (UTTSAl): cada tres o más compañeros que se adhieren o se interesan, conformarán y auspiciarán una UTTSAl, que trabajará en su zona de influencia los tres ejes estratégicos motores. Se conformarán tantas UTTSAls como sean necesarias, según los adherentes que vayan tomando este compromiso.

Finalmente, se invita a debatir y difundir entre interesados este documento inicial, invitando a demás de discutirlo, a poner especial énfasis en desarrollar los EJES de trabajo, y en paralelo aceitar la articulación local, como metodología de validación territorial de este enfoque que busca reafirmar una vez más que no hay política pública efectiva, sin sujeto social organizado que lo impulse y lo sostenga.

“La especulación sobre los alimentos básicos, aunque sea legal, es un crimen contra la humanidad que los países democráticos deben impedir.”

Jean Ziegler; ex relator de Derecho a la Alimentación de la ONU


HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.