NO HAY PARA LA AGRICULTURA FAMILIAR. SI PARA ETCHEVEHERE PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD RURAL
Diario El Campesino 
1 imagen [Click para ampliar]
Es posible que ni los más pesimistas respecto de las políticas de Cambiemos hayan concebido estos avances brutales en quitarle a los pobres para dárselo a los ricos. Ciertamente se había avanzado mucho en la redistribución de la renta y se esperaba que se intentara concentrarla. Pero por una cuestión de estrategia y prudencia creo que la mayoría de los argentinos preocupados, no imaginaban giros tan violentos, ilegales y descarados.

Ya hemos vivido el desmantelamiento de la estructura territorial de la Agricultura Familiar con el argumento de "ñoquis" y falta de presupuesto. Estamos sufriendo la disminución de todos los presupuestos, incluido el del INTA. Somos testigos del desguace y despido ilegal de más de 500 trabajadores del RENATEA. Pero la perplejidad escala a límites insospechados al ver que se apropian de recursos de pequeños productores, de esos que viven con el lomo doblado en el surco, para entregárselos nada menos que al presidente de la Sociedad Rural Argentina.

$ 900 mil destina el Banco de la Nación Argentina como ayuda al establecimiento Las Margaritas propiedad de Miguel Angel Etchevehere. Empresa con una capital y giro comercial que supera en miles de veces esa cifra. Lo que además de violenta, ilegal, y confiscatorias, convierte a la operación en una especie de "ratería" que para su titular no es más que una migaja. Esto demuestra la voracidad sin límites y la falta total de escrúpulos que se justifica en esa idea de la oligarquía que ellos pueden hacer lo que les plazca. Y por ahora están teniendo razón.
La trapisonda se hizo al amparo de la Ley 26509, que creó el "Sistema Nacional para la Prevención y Mitigación de Emergencias y Desastres Agropecuarios" Sin tener en cuenta por supuesto, que el Artículo 24 de la norma establece que "la ayuda económica establecida en las medidas preventivas y de mitigación debe considerar el principio de equidad y dar prioridad a los productores agropecuarios considerados como agricultores familiares."
Según el INTA, se debe entender por "agricultor familiar" a aquel que vive de su producción. Es decir, para el que su producción representa su única fuente de ingresos, por lo tanto reviste una carácter vital.
La denuncia, recaída en el Juzgado Federal a cargo del Magistrado Sergio Torres se basa en "negociaciones incompatibles con las funciones públicas y Administración Fraudulenta en perjuicio de la Administración Pública Nacional por parte del Presidente del Banco Nación Carlos Melconian, Luis Miguel Etchevehere titulas de Las Margaritas S.A., asi como todo otro funcionario miembro del Directorio del Banco Nación y/o de la Administración Pública.
Mayor gravedad y relevancia adquiere este latrocinio al estar probado que el mismo se produce dada la estrecha relación de la familia Etchevehere y el partido del gobierno, ya que uno de los hermanos, Juan Diego es Presidente de la Fundación Pensar en Entre Rios. Fundación que se hiciera conocida por las bolsas de dinero negro que le robaran a la vice presidenta Gabriela Michetti. Otro Etchevehere, Artuto Sebastián ocupa un lugar en la junta de directores de ADEPA, nada menos que la asociación que nuclea a los dueños de los medios de prensa de Argentina. Y por último Esteban Víctor es vicepresidente del PRO en la provincia de Entre Ríos y síndico de Las Margaritas S.A.
Claramente estamos ante un hecho que demuestra el grado escandaloso de corrupción en que ha caído este gobierno que esta además dispuesto a destruir la agricultura familiar para concentrar la tierra y la renta.
La oposición, sigue en mayoría apostando a "la gobernabilidad" que a la luz de los hechos se traduce en complicidad con el saqueo y el despojo.

HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.