ALGODÓN, SOBRAN EMOCIONES, FALTA REALISMO Y VERDAD.
Diario El Campesino 
1 imagen [Click para ampliar]
SE REALIZÓ EN VILLA ANGELA EL II FORO ALGODONERO. La raíz del problema algodonero tiene una larga historia y variados predadores. El picudo es uno, pero casi el menor. Su lucimiento y éxito tiene que ver con la opacidad y fracaso de campañas en su contra que son más que amigables para el enemigo textil como para una estructura humana que vive de él.

.

El mayor obstáculo para que el algodón sea lo que fue y puede ser, es la falta de políticas y de organización de los productores. No toda la culpa es siempre del estado. Hubo tiempos de estados tan enemigos del pueblo como este que está desmantelando la Agricultura Familiar groseramente, pero sin embargo la organización de los productores pudo sobreponerse y salir adelante con fenomenal éxito. UCAL la Union de Cooperativas Agrarias Limitada es un ejemplo vivo de lo que se puede cuando hay voluntad, organización y compromiso de los productores. [“Un verdadero emporio teníamos nosotros. Con cerca de 3000 obreros con quienes compartíamos el 17,5% de las utilidades.”(Ing.Oscar Braceras, ex Gerente General de Ucal hasta 1976)]

.

Hoy hablar del algodón como emblema, o como cultivo social, o como el extraordinario y mayor distribuidor directo de la renta en la provincia del Chaco, alimenta la nostalgia y produce satisfacciones emocionales que nada tienen que ver con la realidad que vive la provincia con un modelo productivo expulsivo, concentrador y antisocial al extremo. Aceptado y alentado por los mismos que le cantan loas a un pasado distinto, pero que contribuyeron y contribuyen destruir.

.

En el II Foro Algodonero llevado a cabo el viernes 18 de noviembre de 2016 en Villa Angela se dijo "Pretendemos aunar políticas y acciones para defender este cultivo y aumentar su rentabilidad”La cuestión es cómo estas manifestaciones emocionales se impregnan de contenido que las haga efectivas. Hasta ahora no se ha logrado ni mínimamente ese objetivo. Y vaya como cruda y dura muestra la permanente caída del área sembrada producto de la falta de rentabilidad.

.

Pasan las reuniones, los Foros, las promesas, las expresiones de buena voluntad, pero efectivamente lo que se observa es que por ejemplo en este II Foro ya no estuvo presente el Subsecretario de Agricultura de la Nación Luis María Urriza, que en ocasión del I Foro hizo promesas que no cumplió. Dijo “Cuentan con el apoyo del Estado nacional y con el convencimiento de que debemos recuperar el terreno perdido. Debemos trabajar en conjunto con la provincia y con todos los actores” Bien. Los fondos comprometidos de “remisión inmediata” llegaron cuando la fecha de siembra de gran parte de la provincia estaba vencida. No cumplió. Tampoco la crónica indica que en este II Foro se haya hecho mención de esas promesas incumplidas. ¿Para qué sirve marcar las falsas promesas? Para que las palabras vuelvan a tener valor. Porque en este contexto de prometer y no cumplir y que sea políticamente correcto disimularlo, hasta por los propios afectados, es que llegamos a que se hagan grandes discursos en los que ya nadie cree. Y para colmo si alguien reclama, queda como un desubicado.

.

¿Qué se puede rescatar de este II Foro? El gobernador Domingo Peppo convocó a las distintas áreas involucradas a "evaluar y criticar productivamente” la propuesta del gobierno, para que "entre todos podamos construir la mejor alternativa de cómo seguir trabajando”. Es un paso si no nos quedamos otra vez en el discurso. Ahora para que eso no suceda, debe haber un ámbito con una dinámica que permita el intercambio no solo de opiniones sino que marque un rumbo que se plasme en hechos para lo que debería -quizás la Subsecretaría de Algodón a cargo de Omar Farana, un funcionario de origen rural algodonero cooperativista comprometido con los productores-, tener autoridad y recursos para que lo que “entre todos podamos construir como alternativa” se plasme en los hechos. Pero en serio, no otra vez palabras vacías.

.

Es muy difícil. Todos quieren que se siembre algodón, menos el productor, hastiado de fracasos y mentiras, de discursos y palabras sin contenido ni relación con los hechos posteriores. Porque su realidad es que el modelo global, nacional y provincial dominante no tiene entre sus papeles al algodón como prioridad. Menos al productor primario. Se piensa más en la industria, en los empresarios, con lo que se lo intenta seguir reduciendo a productor de materia prima barata para lucimiento y lucro de otros eslabones de la cadena.

.

No es posible que ello siga. No se vive de añoranzas de un pasado que tampoco hay voluntad por repetir, porque nadie habla del asociativismo como única posibilidad que el productor deje de ser explotado. Se sigue con entrega de gasoil y semilla y luego que venda algodón en bruto. ¡No señores! No es ese el camino. Si algo se puede hacer hay que volver a que el productor asociado produzca, trasforme, industrialice y venda con valor agregado y sin los pícaros como Karagosian que cierra su industria para presionar al estado y a los productores pero niega cualquier debate sobre precios.

.

No vivir de añoranzas y discursos nostálgicos implica pensar en alternativas. Sugerimos desde diarioelcampesino.com releer ¿ALGODON?, O RECONVERSIÓN PRODUCTIVA No como una imposición, pero si no hay fertilidad política para fomentar el asociativismo y evitar la apropiación de la renta por un par de eslabones de la cadena, es casi una canallada seguir llevando a los productores algodoneros a trabajar de esclavos. En ese contexto de posibilidades y cambios con sentido realista y positivo también es válido ver: GRANJAS INTEGRALES. Una propuesta para analizar


HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.