8 DE OCTUBRE, DÍA DEL TRABAJADOR RURAL
Diario El Campesino 
3 imágenes [Click en la imagen ver todas]
Cada producto que tomamos de una góndola, cada fruta, verdura, carne, o pan que saborea nuestra boca, llegan a nosotros porque en alguna etapa estuvo la mano sacrificada de varones y mujeres que son trabajadores rurales. Entonces, muy lejos está que sea ajeno a nosotros, su destino y su calidad de vida, porque son parte cotidiana de nuestra vida

El 8 de octubre se celebra el Día del Trabajador Rural recordando el Primer Estatuto del Peón Rural sancionado en el año 1944 por decisión e impulso del entonces Secretario de Trabajo Coronel Juan Domingo Perón. Permitió en términos prácticos la salida de la esclavitud, más allá de la formal abolición de casi cien años antes. Jornadas de 12, 14 y más horas por un salario que no garantizaba ni comida, quedaron en el triste y oprobioso pasado, para darle al trabajador la calidad de persona, de ciudadano.

Fue derogado por gobiernos de facto para ser restituido nuevamente en 1974 con el retorno de la democracia. Rigió hasta 1980 en que la dictadura y las corporaciones patronales que la prohijaron lo volvieron a eliminar para un nuevo paso a la explotación. Siendo nuevamente recuperado en el año 2004 durante el gobierno del entonces presidente Néstor Kirchner.

Ya en 2011,la presidenta Cristina Fernández elevó al Congreso un nuevo Estatuto del Peón Rural, sancionado mediante la Ley N° 26.727. Esta normativa creó un régimen previsional que reduce de 65 en los varones y de 60 en las mujeres a 57 años, la edad jubilatoria y a 25 los años de aportes e incorpora una licencia por paternidad de 30 días.

La ley reconoce además a los peones rurales remuneraciones mínimas determinadas por el Consejo Nacional de Trabajo Agrario, que no podrán ser menores al salario mínimo vital y móvil, y fija períodos y lugares de pago.

También fija en ocho horas la jornada laboral (44 horas semanales), reconoce el pago de horas extras, el descanso semanal y mejores condiciones adecuadas de higiene y seguridad como requisitos básicos de la actividad.

La misma ley creó el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA), ente autárquico en jurisdicción del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTEySS) para que sea un organismo público el que vele por el cumplimiento de los derechos de los trabajadores agrarios.

Como se puede observar a lo largo de la historia, los avances y retrocesos en el ejercicio de los derechos de los Trabajadores Rurales coinciden con la alternancia de gobiernos populares democráticos y otros de perfil conservador o de facto.

El último retroceso está en pleno proceso con el desmantelamiento del RENATEA dispuesto por el actual gobierno para restaurar un organismo de control privado integrado por las grandes patronales agrarias ante las que los trabajadores deberán plantear sus demandas.

La Corriente Agraria Nacional y Popular – CANPO- hace llegar un saludo muy especial a los trabajadores habitualmente invisibilizados por los grandes intereses, pero que garantizan con su trabajo, la calidad de vida de los argentinos.


HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.