LA AGRICULTURA FAMILIAR EN TIEMPOS NEOLIBERALES
Diario El Campesino 
1 imagen [Click para ampliar]
"Las ideologías han muerto" se estableció desde la dictadura y se sostuvo luego por la pata civil especialmente de los medios de comunicación, como eje de la despolitización del pueblo argentino. Con ello se permite sentar las bases para imponer una sola ideología, la que imponen las corporaciones que monopolizan los medios. Así se impuso como símbolo de desarrollo y bienestar la agricultura industrial. De igual modo se presentó como revolucionario el modelo concentrador de semillas que producen alimentos genéticamente modificados, ocultando todo debate sobre sus efectos en la salud y el ambiente.

El objetivo final de toda esta campaña no es otro que la concentración de la renta como herramienta de exclusión, dominación y explotación de las mayorías en beneficio de la oligarquía que vive en la opulencia del esfuerzo colectivo.

Y en ese esquema, la Agricultura Familiar no encaja. Por eso desde la asunción del gobierno corporativo en diciembre de 2015 comenzó el desmantelamiento de ll Ministerio de Agricultura Familiar, por lo mismo no se reglamenta la ley para que no tenga presupuesto para 2017 y ya se vislumbra que de los magros 1500 millones acordados con el gobierno anterior ahora no superaría los 220 millones con lo que se sepulta toda posibilidad de desarrollo del sector con el objeto de expandir la agricultura de la dependencia, que es la producción de commodities y la concentración de la tierra.

A este modelo de país impuesto le molesta que más del 65% de las familias que viven en el campo pertenezcan a la Agricultura Familiar con más de 250 mil predios productivos que importan largamente dos millones de personas. Lejos de avanzarse en la solución de los problemas subsistentes como lo son el agua, la distribución y uso de la tierra, el desarrollo de teconologías apropiadas, créditos, sistemas de procesamiento, transformación y distribución asociativos, este gobierno apunta a desmontar los avances logrados a base de lucha durante muchos años.

La no reglamentación de la Ley para que sea parte del Presupuesto 2017 y que ese presupuesto no sea recortado brutalmente parece una ilusión que se desvanece. Y no es casual. Son acciones premeditadas que tienen por objeto expandir el desánimo y el éxodo en aras del objetivo de sumisión y entrega.

En el mismo sentido y a favor de las multinacionales que monopolizan la tecnología es que se encendió estos días la alarma por la desfinanciación de organismos como el INTA.

ATE denuncia que 700 trabajadores del INTA podrían quedar “fuera del presupuesto” para el año próximo.

Asegura la organización gremial que “El proyecto de ley de presupuesto nacional 2017, ingresado a la Cámara de Diputados, prevé para el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) una serie de medidas que atentan contra el trabajo, las líneas de investigación de la institución y su financiamiento.

Según el proyecto de presupuesto, que adjuntamos, el INTA contaría con una reducción en salarios de 218 millones de pesos lo que amenazaría las fuentes laborales de cerca de 700 trabajadores contratados y de planta no permanente.

En otro dato que nos preocupa, la nueva ley de presupuesto, en sus artículos 6 y 7, le quita autarquía al INTA, y al resto de los organismos de Ciencia y Técnica, en todo lo referente al manejo de personal y recursos humanos. Es decir, cualquier nueva incorporación, concurso o cobertura de vacantes que se produzca pasará a la órbita de Jefatura de Gabinete y al Ministerio de Modernización de la Nación, afectando la transparencia y agilidad de los más de 500 concursos de antecedentes y oposición por méritos, para ingreso de personal a diferentes funciones, que el INTA realiza por año. Y por sobre todas las cosas, obturando el circuito de carrera que la institución brinda sus trabajadores.

En este sentido, los 340 becarios en formación, con los que en la actualidad cuenta el INTA, NO podrán ser incorporados a la Institución, como ocurrió históricamente, para mantener actualizada su planta profesional cubriendo nuevas áreas de trabajo o para reemplazo de vacantes generadas por jubilaciones de agentes de vasta experiencia.

En un encuentro realizado la semana pasada en ATE CAPITAL, delegados de ATE INTA de 8 provincias y delegados de ATE AGROINDUSTRIA de todo el país denunciaron la desfinanciación del sistema público rural, la reducción de las planta de trabajadores, y la baja de programas y líneas de trabajo para la agricultura familiar y las economías regionales.

Por solo poner un ejemplo, se habría tomado la decisión política de dar de baja 500 proyectos de Cambio Rural lo que afectaría a cerca de 5000 productores y 60 agentes de proyecto de todo el país.

Cambio Rural, coordinado por Agroindustria de la Nación e INTA es un programa de desarrollo y apoyo a las economías regionales y familias rurales, destacado en América Latina por acompañar con éxito procesos asociativos, de acceso a tecnologías, a la capitalización y a la formación en la ruralidad. Lo hace estimulando el ingreso de jóvenes a la ruralidad, la equidad de género y la resolución de problemáticas históricas como el acceso y uso del agua, entre otras cosas.

Desde este espacio DENUNCIAMOS QUE este ataque a los trabajadores de los organismos públicos que inciden en la ruralidad y a programas y líneas de trabajo busca reducir la presencia en el territorio de recursos humanos, como los que el INTA dispone, lo que afectará la asistencia técnica histórica de la institución a familias de productores motores de las economías regionales.”

Es evidente que el panorama es sombrío. Pero también es cierto que este modelo solo se consolidará si las organizaciones de la Agricultura Familiar abandonan la lucha.

Es la produndización de esa lucha y la creciente toma y creación de conciencia del valor del asociativismo lo que torcerá este rumbo de despojo. Lejos de bajar los brazos ante estos embates es cuando más hay que esterchar vínculos y abrazos para fortalecer el futuro no solo de las familias de la Agricultura Familiar, sino la seguridad y salud alimentaria de todos.

Como otras veces, esta ola del atraso pasará, y volverán tiempos de avances como los hubo. Solo que cada paso deberá ser más sólido en la conciencia de la unidad como único camino hacia el bienestar.


HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.