UNOS GRITAN ¡PAREN LA TALA DE BOSQUES!, OTROS LA CELEBRAN
Diario El Campesino 
3 imágenes [Click en la imagen ver todas]
La Comunidad Wichi de Nueva Pompeya reclama se pare el corte de madera en las 20 mil hectáreas que la comunidad posee en reserva allí. Denuncian connivencia entre las autoridades de la Asociación Comunitaria Misión Nueva Pompeya, obrajeros, y autoridades responsables del control. Aducen cortes ilegales, fuera de las medidas permitidas y si la debida autorización de la Comunidad. Dicen ignorar el destino de los fondos que la comunidad recibiría de los obrajeros y denuncian que si la Dirección de Bosques autoriza este proceder viola las disposiciones estaturarias de la Asociación que dicen que toda aurorización para corte o extracción de recursos debe ser aprobada por Asamblea Extraordinaria, hecho que jamás ocurrió.

Sostienen además que ven claramente irregular todo, incluso el precio que supuestamente estaría recibiendo la Asociación y que es de 20 mil pesos por equipo retirado, teniendo en cuenta que cada equipo carga aproximadamente 40 toneladas.

Esta es una de las caras de la moneda que muestra la realidad en el manejo y control del uso de nuestros recursos naturales.

La otra cara de esta misma realidad es la que se conoció ayer con el anuncio por parte de la Subsecretaría de Recursos Naturales de la provincia del Chaco, de la autorización de seis proyectos de cambio de uso de suelo por un total de 600 hectáreas. "Hasta la fecha hemos convocado y aprobado 70 proyectos por un total de 5.000 hectáreas", lo que "al equipo del Ministerio de Producción y la Subsecretaría de Recursos Naturales nos llena de expectativas este comienzo de gestión, al ver como los productores y empresas confían en nosotros y se acercan a las oficinas de la Dirección de Bosques a tramitar sus proyectos" expresa el Subsecretario Luciano Olivares para concluir diciendo que "Esta situación nos pone en el desafío de mejorar nuestro servicio técnico y de atención para que estos proyectos se tramiten rápidamente y se concreten"

Genera cuanto menos preocupación que por un lado se denuncia ausencia del estado y transgresión de las normas por parte del mismo desde una comunidad aborígen, mientras por otro lado es notoria la euforia de las autoridades por la autorización de centenares y hasta miles de hectareas a ser desmontadas parcial o totalmente.

La pregunta sería ¿cuantas hectáreas de tierras ingresan al "cambio de uso de suelo" por los desmontes ilegales o las talas de distintas especies?

No es sensato solo contabilizar las autorizadas e ignorar que existen muchísimas más sobre las que se avanza por la incapacidad del estado de controlar, o lo que es mucho más grave, por su mirada para el costado.

Tampoco pasa desapercibido que el organismo de control, enfatice en "tramitar" rápidamente los desmontes, si siquiera mencionar no demostrar el mismo énfasis o preocupación por evitar la depredación.

Claramente se genera una zona gris en cuanto a las verdaderas intenciones del estado respecto de la preservación de los recursos, y su explotación racional. Y esto viene de larga data y con distintos gobiernos.


HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.