Los Cultivos que Contienen Round-up Representan un Problema de Resistencia aún Mayor
Diario El Campesino 
1 imagen [Click para ampliar]
TERCERA Y ÚLTIMA ENTREGA. Sin embargo YieldGard es tan sólo uno de los muchos problemas de Monsanto. Los cultivos Roundup-Ready están creando malezas súper resistentes que ya no responden al herbicida. De hecho, el problema es tan grave que 20 millones de hectáreas de cultivos de algodón, soja y maíz han sido invadidos por malezas resistentes al Round-up.

Para combatir el problema, la EPA ha pedido que los agricultores planten maíz no modificado al lado del maíz Bt, con la esperanza de que los gusanos no expuestos se mezclen con los gusanos resistentes y creen una nueva generación de híbridos que vuelvan a ser susceptibles a la toxina Bt.

Sin embargo, uno se tiene que preguntar si esto funcionará como ellos esperan o pueda pasar todo lo contrario. Los híbridos podrían salir resistentes…Sin embargo, la EPA está corriendo el riesgo.

Desafortunadamente, la maleza resistente no son el único, o el peor, efecto secundario de los cultivos con Round-up, sino que están genéticamente modificados para resistir dosis letales de glifosato- el ingrediente activo del Roundup.

La creciente evidencia nos dice que el glifosato por si sólo podría ser mucho más peligroso de lo que se sospechaba…A principios de este mes, el D. Don Huber habló una vez más sobre “los males de los transgénicos” y los inherentes peligros del glifosato en un artículo publicado por GM Watch.12

“El maíz solía ser una de las plantas más saludables que había. Actualmente, las múltiples enfermedades, pestes y plantas débiles son el denominador común de los híbridos modernos,” escribe él.

“Hace más de tres décadas comenzamos a cambiar a un programa de herbicida de glifosato monoquímico que pronto fue acompañado por cultivos genéticamente modificados e insectos resistentes.

Estos dos cambios en las prácticas agrícolas- la aplicación excesiva de un fuerte quelante mineral, químicos disruptores endocrinos para el control de plagas y la producción de nuevas toxinas genéticamente modificadas en nuestros cultivos- estuvieron acompañados del abandono de años de investigaciones científicas basadas en un principio de precaución. Hemos sustituido un filosófico equivalente sustancial, un nuevo término adoptado para evitar la responsabilidad por la falta de entendimiento de las consecuencias de estas nuevas actividades, para la ciencia.”

Los Peligros Ambientales y Humanos del Glifosato

Previamente entrevisté al Dr. Huber sobre los daños del glifosato y si usted no vio esa entrevista, le recomiendo que se tome el tiempo de escucharla ahora mismo. Es preocupante, ya que este herbicida de amplio espectro añade sus propios riesgos a la salud a una amplia lista de riesgos existentes relacionados con los alimentos transgénicos, ya sea Bt o Roundup-Ready.

El problema radica en la forma en la que persiste el glifosato en el suelo y cómo lo altera, lo cual tiene muchas ramificaciones. Como un agente quelante de fosfato, el glifosato inmoviliza los micronutrientes que son esenciales para las funciones fisiológicas no sólo en el suelo, sino también en las plantas que crecen y en las personas que comen las plantas, los animales y los seres humanos.

La eficiencia nutricional de las plantas transgénicas está profundamente comprometida. Lejos de ayudar a mejorar la nutrición, los micronutrientes como el hierro, magnesio y zinc pueden reducirse en un 80-90 por ciento en las plantas trangénicas. El glifosato también disminuye los microorganismos benéficos esenciales para el funcionamiento apropiado de las plantas y la nutrición de alta calidad, mientras promueve la proliferación de los patógenos causantes de enfermedades.

“El glifosato es un antibiótico muy potente que mata microorganismo benéficos pero no patogénicos, los microorganismos en el suelo e intestino a nivel residual muy bajo en los alimentos,” escribe el Dr. Huber.13“Los niveles residuales permitidos en los alimentos están de 40 a 800 veces en los antibióticos y las concentraciones mostradas en los estudios clínicos dañan los tejidos mamarios.

Al modificar genéticamente las plantas con la inserción de ciertos genes bacterianos, el glifosato puede ser aplicado directamente a los cultivos de plantas sin matarlos. No hay nada en la tecnología de modificación genética que haga algo al glifosato que se aplica a las plantas y que se acumula en ellas. Tanto las proteínas toxicas producidas por los genes bacterianos como el glifosato están presenten en los alimentos producidos para el consumo animal y humano.

La ingeniería genética ha introducido otros genes para la resistencia a insectos, donde otras proteínas tóxicas se acumulan en los tejidos de las plantas que son consumidas por animales y humanos. Estas toxinas fueron encontradas en la sangre y transferidas por la placenta a los bebés en desarrollo.

La ingeniería genética es más como un virus que un proceso de reproducción normal y resulta en mutaciones múltiples y efectos epigéneticos ya que la integridad genética es alterada.

Estos genes bacterianos “extraños” son altamente promiscuos y fáciles de transferir por el viento o los insectos de otras plantas, al suelo durante la descomposición residual de la planta o la micro flora intestinal durante la digestión de alimentos en donde contribuyen directamente con la producción de toxinas y proteínas alergenicas. Los efectos epigéneticos se manifiestan en las plantas transgénicas como las de YieldGard, poca nutrición, aumento de enfermedades y reducción de la tolerancia al estrés.”

Como advierte el Dr. Huber, los estudios científicos demuestran que los supuestos sobre los cultivos transgénicos se basan en la industria biotecnológica y los reguladores ignorantes son inválidos. La verdad de la cuestión puede verse claramente en los siguientes efectos:

Desarrollo de maleza súper resistente Desarrollo de patógenos súper resistentes y nuevos organismos
Pérdida de los controles naturales biológicos de patógenos (planta, humanos y animales) Degradación de la calidad del suelo
Reducción de los rendimientos de los cultivos Reducción del contenido nutriente
Aumento de enfermedades y patógenos más virulentos Exponencial aumento en la infertilidad y defectos de nacimiento

Por Qué No Necesitamos Alimentos Transgénicos

Como afirma el Dr. Huber:

“Futuros historiadores bien pueden mirar hacia atrás y escribir, no sobre cuantas libras de pesticidas aplicamos o no, pero al ver cómo estamos dispuestos a sacrificar a nuestros niños y futuras generaciones por este experimento masivo de ingeniería genética que está basado en ciencia inexacta y promesas fallida que sólo se benefician de una empresa comercial.”

La parte más triste sobre el debacle transgénico es que en realidad no hay necesidad de tomar el riesgo que estamos tomando con nuestros alimentos y nuestro futuro. Durante años, los cultivos transgénicos han sido vendidos como la solución para alimentar al mundo. Pero la evidencia demuestra que la forma de alimentar a siete billones del planeta es aumentando la diversidad y la agricultura sostenible.

De hecho, la evaluaciones de la agricultura realizada por, el International Assessment of Agricultural Knowledge, Science and Technology for Development,14 determinó que los alimentos transgénicos o genéticamente modificados no tienen nada que ofrecer en cuanto a la reducción del hambre y pobreza, mejorar la nutrición, salud y zonas rurales y facilitar la sostenibilidad social y ambiental.

El reporte fue una colaboración de tres años de 900 participantes y 110 países y fue copatrocinado por grandes corporaciones como el Banco Mundial, FAO, UNESCO, OMS. En realidad, la ingeniería genética reduce el rendimiento,15 la dependencia de los agricultores o multinacionales, reduce la biodiversidad, aumenta el uso de herbicidas y quita dinero a los métodos naturales y adecuados de agricultura.

Hans Johr, un ejecutivo de alto rango de la compañía de Nestle recientemente causó revuelo al decir que los alimentos transgénicos no sólo son innecesarios, sino que la industria alimenticia estaría mejor si empleara otras técnicas.

De acuerdo con GM Watch:

“Jonathan Foley, director del Instituto Ambiental de la Universidad de Minnesota y co-autor de un estudio…sobre el manejo del agua y la producción de rendimiento, está de acuerdo con Johr acerca de que los transgénicos no son la respuesta a la seguridad de los alimentos.

“No creo que los transgénicos hayan contribuido o contribuyan mucho con la seguridad de los alimentos. La mayoría de los rasgos genéticamente modificados están enfocados en pestes y resistencia a herbicida, lo cual es sin duda algo bueno, pero no están mejorando las características de rendimiento en casi nada (al menos en comparación con la producción tradicional o mejor aún, la producción asistida por marcadores.)

Además, hay otros enfoques para el manejos de pestes y maleza que podían ser igual (o más) efectivos, como no plantar esos grandes monocultivos en primer lugar…Johr también fue un paso adelante y habló sobre el problema del etiquetado. “Nosotros (Nestle) tenemos una forma simple de ver los transgénicos: escuchar lo que quiere el consumidor. Si no los quieren es sus productos, no los ponemos en ellos…”


HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.