NO FIRMES CON MONSANTO
Diario El Campesino 
1 imagen [Click para ampliar]
Básica enseñanza: No firmes lo que no pienses cumplir. Resulta cuanto menos llamativa la nota que se difundió por distintos medios provinciales en la que se expresa el malestar de pequeños y medianos productores por la exigencia de la multinacional Monsanto de cumplimiento del compromiso firmado referente al pago de regalías por el uso de las semillas genéticamente modificadas. Insistir en la siembra de soja por parte de pequeños productores es insistir en el fracaso y la dependencia. La producción agroalimentaria y el abastecimiento del mercado local es una salida a evaluar.

Uno de los medios locales, el diario NORTE, publica una nota referida al tema, en la que pormenoriza sobre el sistema usado por la multinacional para garantizarse el cobro de regalías.

Expresa que se trata de un acuerdo firmado por los productores en el que se comprometen a reconocerle a Monsanto un cánon tecnológico y pagar por el.

En la misma nota se reproducen declaraciones de un funcionario de la empresa multinacional con asiento también en nuestra provincia en la localidad de Avia Terai donde gira bajo el nombre de "Genética Mandiyú".

El fucionario manifiesta que "habrá una lista con el valor que el cánon tecnológico tendrá durante toda la campaña, y se podrá pagar en cualquier momento. Por supuesto, será más barato cuanto más temprano se abone"

Agregando que, "A partir de la campaña 2014/2015, la mayor parte de los acopios y exportadores de la argentina analizarán los camiones de soja cuyos dueños no declaren que contienen soja INTACTA, para determinar si efectivamente tienen esa tecnología o no. Si no la tienen y se trata solo de soja RR no pagan nada. Pero ya hay acuerdos con más de 500 acopios y con el 80% de los exportadores para hacer esos controles"

Además, si alguien guarda semilla para el año siguiente, tiene que volver a comprar el canon de Intacta por las toneladas que corresponda.

Esta situación, claramente abusiva tiene varios componentes. Uno es la excesiva tolerancia estatal a estos contratos leoninos basados en los derechos de por vida que se les reservan a estas multinacionales. El otro es que los propios productores firman a sabiendas de este abuso y en casos lo hacen con una cierta especulación de no cumplimiento, lo que constituye un error porque los empresarios no tendrán compasión ni contemplaciones.

El punto es que los pequeños y medianos productores deben necesariamente comprender que los paquetes tecnológicos están pensados para grandes extensiones en manos de pocos productores por la simple y sencialla razón que Monsanto no tiene interés en repartir utilidades con 1000 productores en 100.000 hectáreas cultivadas, como sería en caso de pequeños productores. La multinacional maximiza su utilidad si en esas 100.000 hectáreas solo hay 50 productores.

En consecuencia, la producción agroalimentaria es el campo de acción de la Agricultura Familiar para lo que habrá que demandar tecnologías apropiadas y no estas tecnologías en manos foráneas que llevan al saqueo y la dependencia.

La posibilidad es cierta y posible. Resta la acción de los interesados en su propia organización, como lo son los Consorcios de Servicios Rurales, con estrategias en la formulación de Cadenas de Producción, Transformación y Logística para llegar al cosumidor local en primera instancia, y luego de adquirida cierta fortaleza pensar en mercados más lejanos.


HUMOR CAMPESTRE
COMERCIO SOLIDARIO
Máquinas > Ver últimos avisos
Vehículos > Ver últimos avisos
Servicios > Ver últimos avisos
Animales > Ver últimos avisos
Propiedades > Ver últimos avisos
Seguinos
           
Copyright© 2013 Diario digital el Campesino. Todos los derechos reservados.